miércoles, 2 de enero de 2013

Origen de los rumores sobre la muerte de Chávez


La incertidumbre continúa rodeando la salud de Hugo Chávez en La Habana, una imagen perfecta para describir la esencia retorcida y manipuladora de un régimen, el castrochavista, habituado a despreciar el derecho a la información de sus respectivos pueblos, el venezolano y el cubano. Dos años lleva ya el gobernante bolivariano en sus trajines de enfermo viajero y el pueblo venezolano, a quien supuestamente se debe Chávez como servidor público, todavía no ha sido informado profesionalmente sobre los detalles del padecimiento y sus secuelas. Ahora, desde La Habana, la cúpula totalitaria insiste en la desinformación, negándose a ofrecer partes médicos concretos y dilatando incluso, cruelmente, las expectativas de sus propios seguidores. Y todavía tienen el descaro de culpar a la oposición de los rumores y especulaciones que ellos mismos, desde Cuba y Miraflores, han disparado con su secretismo y tergiversación.  

La magnífica caricatura de Omar Santana que acompaña esta nota arroja más luz sobre la situación de Chávez en La Habana que cien declaraciones de Nicolás Maduro.

Translate

Comparte