domingo, 13 de enero de 2013

La solución está en tus manos

La Habana sigue igual: Cayéndose

El segundo jefe de Inmigración y Extranjería de Cuba, coronel Lamberto Fraga, ha asegurado en la televisión oficialista –la única permitida en la Isla-- que la nueva ley migratoria que establece que se puede prohibir la salida de alguien por motivos de "seguridad nacional", responde a “razones de la mayoría”. "Son razones que tiene el Estado, razones de la mayoría, aunque algunas personas puedan sentirse limitadas en sus derechos", dijo. Como si en Cuba se celebraran elecciones libres por medio de las cuales el actual gobierno pudiera saber si, efectivamente, sería elegido por la mayoría de los cubanos.

Pero es que incluso en una verdadera democracia, con un Estado de Derecho en funciones, ninguna mayoría puede restringir los derechos básicos de las minorías, entre los que el derecho a la libertad de movimiento es de los más importantes. De manera que no es posible justificar desde criterios numéricos la violación de los derechos humanos de los cubanos. Para colmo, ni siquiera estamos hablando de un gobierno legítimo, pues desde hace más de medio siglo en Cuba no se convocan elecciones presidenciales, plurales y bajo supervisión de la comunidad internacional, con una oposición que pueda hacer campaña sin ir directamente a la cárcel.

El gobierno de Raúl Castro anunció el pasado 16 de octubre que la nueva reforma migratoria entrará en vigor este 14 de enero. Pero la verdadera reforma que necesita Cuba es un cambio de régimen: La solución está en las manos, no en los pies, de la ciudadanía.

Translate

Comparte