jueves, 31 de enero de 2013

José Ariel Contreras, el futuro pertenece por entero a la libertad

Contreras (al centro) se deja tomar fotos con aficionados cubanos

El lanzador de Grandes Ligas José Ariel Conteras, quien dejó Cuba hace diez años ante la imposibilidad de labrarse un futuro promisorio para él y su familia, ha regresado a la Isla de visita, a ver a su madre hospitalizada. El multitudinario recibimiento que la afición pinareña le ha brindado, efusivo y cariñoso, contrasta con la propaganda negativa que durante todos estos años la prensa castrista ha lanzado contra el “desertor”, acusándolo de venderse por unos dólares “a la maquinaria del deporte tarifado”, como mismo ha acusado a tantos otros deportistas cubanos por intentar alcanzar sus sueños de progreso.

En las fotos e imágenes que a propósito de la visita de Contreras nos llegan desde Cuba, contrasta la figura del pitcher con la de quienes lo reciben, ansiosos por palpar el triunfo y los aires de libertad que a ellos mismos se les niega en su país. Este episodio demuestra que por mucho veneno propagandístico que el castrismo haya inoculado a los cubanos durante décadas, el futuro de la democracia y la libre empresa va a imponerse más temprano que tarde en Cuba. Y confirma, además, que el verdadero “deporte esclavo” (como llama el castrismo al deporte profesional) es el que se ha practicado durante el último medio siglo en la Isla.

1 comentario:

Anónimo dijo...

No solo aficionados se ve en la foto. El otro prieto es Pedro Luis Lazo

Translate

Comparte