jueves, 13 de diciembre de 2012

Primero es con el pueblo de Cuba

Raúl Castro

Raúl Castro insistió este jueves en ofrecer a Washington un “diálogo respetuoso basado en la igualdad soberana” a unas semanas de la segunda investidura del mandatario estadounidense Barack Obama. “Reiteramos una vez más a las autoridades norteamericanas la disposición de Cuba al diálogo respetuoso, basado en la igualdad soberana, sobre todos los problemas bilaterales”, dijo el hermano menor en discurso ante el habitual parlamento amaestrado que se reúne dos veces al año en la Isla.

Sigue sin entender el general-dictador que con quien tiene que dialogar, en primer término, es con el pueblo de Cuba; con quienes, carentes de los derechos más elementales, son encarcelados, golpeados y marginados por ejercer la disidencia pública.

Cuba, olvida Raúl Castro, no es un país soberano. Es un país dependiente del subsidio exterior y esclavizado desde dentro por un clan familiar que ya lleva 54 años en el poder. Imposible que pueda haber un pueblo o una nación soberanos en tales condiciones, y por lo tanto imposible que pueda sentarse a dialogar en igual de condiciones con el presidente de Estados Unidos (o sus representantes), elegido en las urnas en comicios abiertos y plurales. El diálogo, una vez más, queda pospuesto. Hasta que aparezcan interlocutores válidos.

Translate

Comparte