sábado, 15 de diciembre de 2012

Cuba, el miedo al reguetón

Danilo Sirio López

El presidente del Instituto Nacional de la Radio y la Televisión (ICRT) de Cuba, Danilo Sirio López, ha anunciado que el reguetón no se emitirá más en la programación de la radio y la televisión nacional “debido a que deforma el gusto musical de la población”, según ha citado El Nuevo Herald. “Ya se decidió: no se pone un número más grosero, no se pone un número más banal, no se pone un número de letra ofensiva y tampoco videos-clip que atenten o denigren la imagen de la mujer, sea cubana o no”, indicó López.

Decíamos en un post anterior que “quienes desde hace 54 años han esparcido la vulgaridad a lo ancho y largo de la isla de Cuba (empezando por los propios discursos de Fidel Castro), pretenden ahora censurar músicas y músicos por su vulgaridad (es el caso del reguetón)”. Y agregábamos que “quienes primero censuraban a los Beatles y ahora les hacen estatuas, quieren seguir manejando al pueblo cubano como un atajo de ignorantes incapaces de tomar sus propias decisiones”. Pero cabe añadir algo más respecto a esta nueva ofensiva de la censura en Cuba:

No se trata sólo de censurar por censurar. El régimen teme a estos músicos de barricada, populares y autodidactas, porque constituyen un peligro latente frente al orden institucional que durante décadas se ha esforzado en cimentar. Los Castro tiemblan ante el poder de la calle y la energía de la juventud descontenta, que a menudo desafía a la dictadura a través de este tipo de música. La censura al reguetón no es más una consecuencia del miedo que estremece a la camarilla gobernante.

Translate

Comparte