sábado, 24 de noviembre de 2012

La pequeña elite que destruye a Cuba

Antonio Castro vive la vida mientras el pueblo cubano pasa hambre

“En Cuba, la presencia anacrónica del régimen en el poder y su franco proceso de descomposición provocan que en el plano de la economía familiar los precios sigan subiendo desaforadamente... un ramo de cebollinos cuesta veinte pesos ahora mismo en la Isla, una col del tamaño de una pelota de softball diez pesos, cinco o seis zanahorias catorce pesos, un aguacate diez o quince pesos, una libra de tomates de ensalada veinte pesos, una libra de frijoles colorados subió de catorce a veinte pesos en unas semanas...

“La nación ha sido destruida por el totalitarismo castrista que hizo a una pequeña elite dueña y ama de todas las esferas de la vida nacional. En medio de esa debacle, miles de familias perdieron todos los escasos recursos con los que sobrevivían a duras penas y no encuentran solución a su drama. Lo único que el gobierno tiene para aportar es represión, cólera solapado y epidemias de dengue que no reconoce”.

Darsi Ferrer

Translate

Comparte