miércoles, 21 de noviembre de 2012

La explotación sistemática del trabajador cubano

Un trabajador por cuenta propia en Cuba

Un reciente análisis del Instituto de Estudios Cubanos y Cubano-Americanos de la Universidad de Miami, titulado “El desamparo de los trabajadores cubanos: sus derechos violados por el gobierno cubano y por los inversionistas extranjeros”, señaló esta semana la “violación sistemática” contra los derechos de la fuerza laboral en Cuba, con los inversionistas extranjeros conscientes de ello e incluso aprovechándose de la mano de obra dócil que garantiza la superestructura represiva establecida por el castrismo.

“La crítica situación de los trabajadores cubanos y la ausencia de una apertura económica capaz de ofrecer alternativas al ciudadano de a pie han acelerado la crisis interna a pesar del anuncio de reformas”, indico el estudio, citado por El Nuevo Herald.

En este contexto, el aumento sobre los impuestos a las importaciones constituye otra vuelta de tuerca del régimen de La Habana, dirigida a llevar dinero rápido a las arcas de un Estado parásito, e impedir la prosperidad de la pequeña y mediana empresa en Cuba. A mayor crecimiento económico del sector privado mayor independencia de la sociedad civil: eso lo saben los Castro e insisten en poner límites. El problema es el actual sistema, restrictivo e incapaz, y la solución consiste en implantar uno nuevo.

Translate

Comparte