miércoles, 14 de noviembre de 2012

Cuba, barrios de clase alta

Una casa de clase alta en Cuba

“Bajo el comunismo algunos son más iguales que otros. Para comprobarlo, basta caminar por las calles de nuestros barrios altos, Miramar, Cubanacán, Biltmore, y observar sus mansiones. La nueva clase las heredó de la burguesía derrotada o sencillamente las tomó por asalto, a punta de pistola o metralleta. Los barrios residenciales de la nueva clase,  convertidos en zonas congeladas para “los otros”, contrastan con el resto de la ciudad. En ellos no se acumula la basura, no hay salideros de aguas albañales, el césped es atendido, los jardines cuidados, las fachadas están pintadas y por sus calles circulan carros modernos.

“Sus habitantes, en su mutación burguesa,  visten ropas de marca, de boutique; compran sus alimentos y todo lo que puedan necesitar en Quinta y 70 o en Palco, en cuc;  en las mañanas corren por Quinta Avenida para mantenerse en forma y su piel no es cetrina. No tienen buen gusto ni clase –muchos de los más viejos no han podido cortar del todo sus costumbres rurales--, pero se creen mejores que el resto de los mortales y miran de reojo, por encima del hombro, a los que no son del barrio, especialmente si son negros”.

Luis Cino en su blog

Translate

Comparte